dsc_0110-port

TONI VALCÁRCEL, Comité Óscar Romero

Si tuviésemos que definir a Toni Valcárcel (Blanes, 1950) con una sola palabra, esta sería la de entrega. Nos recibe en el mismo local del Comité, con el tiempo limitado (aunque suficiente) para poder asistir a unas charlas contra los tratados de libre comercio que se celebran en Reus.

Es el presidente del Comité Óscar Romero de Tarragona-Reus desde 2011.

Trabajabas como técnico de seguridad, nada que ver con el mundo de la cooperación. ¿Cómo llegas al Comité Óscar Romero?

Siempre he estado vinculado a muchas entidades del campo de Tarragona. He estado en Comisiones Obreras, en Iniciativa, y he participado en algunas candidaturas populares del Ayuntamiento de Tarragona. Cuando me jubilé, en 2011, decidí aceptar ser el presidente del Comité Óscar Romero Tarragona-Reus.

¿Quién era Óscar Romero?

Óscar Romero era un arzobispo de El Salvador que, después de hacer un proceso personal largo, se dio cuenta de que la Iglesia no estaba con quien debía estar, e hizo una opción muy clara por los pobres. Esto le supuso toda una serie de problemas con la Iglesia y, sobre todo, con el poder político de su país, hasta que al final decidieron asesinarlo en el año 1980.

En vuestra web explicáis que este asesinato no era desconocido por los poderosos del país. ¿Estamos hablando de un asesinato político?

Sí, porque ya había recibido una gran cantidad de amenazas de muerte. Lo que lo sentenció fue que, el día antes de su muerte, hizo una llamada a los soldados de El Salvador diciéndoles que no tenían que obedecer órdenes de asesinato.

Las amenazas de muerte en América Central son bastante habituales para toda aquella persona que luche por unos ideales que no interesen a los poderes constituidos y, sobretodo, a los representantes de las grandes multinacionales americanas.

“Las amenazas de muerte en América Central son bastante habituales para toda persona que luche por unos ideales que no interesen a los representantes de las grandes multinacionales americanas”

Y esto pasó, es importante contextualizarlo, en el año 1980, justo al inicio de estallar la guerra civil de El Salvador.

Exacto.

¿Qué son los Comités Óscar Romero?

A partir de su muerte se consideró a Óscar Romero como un líder espiritual de toda una línea de la Iglesia Católica a favor de los más desfavorecidos, ligado con la teología de la liberación y de otros movimientos que hubo en América Latina. A raíz de esto, se crearon las llamadas Comunidades Eclesiásticas de Base (CEBs), personas que luchaban desde la fe católica para mirar de encontrar una solución política, social y económica a las gravísimas desigualdades que hay en América Central. Una zona donde en aquella época no existía prácticamente la clase media.

Es importante destacar la importancia de la figura de Paco Xammar en el COR de Tarragona. Él fue el creador e impulsor de nuestra Delegación, y todavía hoy continúa siendo un puntal básico.

¿Cuántos Comités hay actualmente?

Hay 8 Comités en España. Luego también hay por todo el mundo. Estamos en una red que se llama Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los Pueblos de América Latina (SICSAL). Cabe destacar que el SICSAL tiene una visión cristiana pero no católica.

¿No os preocupan las consecuencias que pueda tener el hecho de ser una entidad religiosa? Pongamos el ejemplo de un ciudadano que delante de dos proyectos similares, uno de ellos vuestro, decide apoyar financieramente al otro proyecto precisamente por la imagen que hoy en día se percibe de toda entidad religiosa.

Sí, el hecho que tengamos un origen religioso puede ser que nos marque. Pero todas las actividades que nosotros realizamos no son ni mucho menos de carácter religioso, sino que tienen una orientación clara de intentar cambiar la situación actual de la América Central. Es importante destacar que para que estos proyectos sean viables, necesitamos que haya una contraparte segura.

“Nuestras actividades no tienen un carácter religioso, sino que intentan cambiar la situación actual de la América Central”

Precisamente ahora que comentas lo de la contraparte, te quería preguntar ¿quién y cómo escogéis vuestros proyectos internacionales?

Básicamente lo hacemos con la contraparte. Por ejemplo, en Nicaragua tenemos dos proyectos en marcha porque detrás hay una entidad que es Tierra y Vida, la cual pertenece a las CEBs, y que se dedican básicamente a la promoción de la agricultura ecológica, los payeses y los agricultores.

La contraparte nos manifiesta unas necesidades y, a partir de aquí, se empieza a elaborar el proyecto que, o bien lo asumimos nosotros como entidad, o bien buscamos financiación en las subvenciones de las administraciones públicas.

Además de los proyectos internacionales, ¿Cómo financiáis el resto de vuestras actividades?

Básicamente con la aportación de los socios, las donaciones y, para los proyectos internacionales, consiguiendo entrar en los concursos de las entidades públicas.

¿Cuántos socios sois en la Delegación de Tarragona-Reus?

Unos 30.

Hay una premisa constante en vuestras publicaciones: Para que los proyectos tengan éxito tienen que terminar siendo autogestionables.

Es una condición sine qua non. Nosotros no podemos estar ayudando constantemente, tenemos que estar dos o tres años y luego el proyecto tiene que funcionar.

Una de vuestras luchas es la de exigir, además de conseguir el famoso 0.7%, que este dinero suponga un cambio real y no, al contrario, condene más al país receptor haciéndole más dependiente de las ayudas. Es decir, enfocar mejor esta ayuda. Esta conclusión no era tan evidente unos pocos años atrás. De hecho, en las Organizaciones Internacionales especializadas en estos temas, cobraba más importancia la ayuda emitida de cada país que no el impacto real que se conseguía con esta ayuda. Esta reflexión en una entidad histórica como la vuestra, con más de 30 años a las espaldas, me obliga a preguntaros si habéis detectado proyectos vuestros mal planificados o que fuesen totalmente contraproducentes.

Sí, claro. Aunque también te puedo decir que todos nuestros proyectos han tenido siempre la misma finalidad, que terminasen siendo autosostenibles.

Ahora hemos hecho un recopilatorio de todos los proyectos de la Delegación de Tarragona, unos proyectos que suman unos 800,000 euros aproximadamente. Y sí, vemos que no todos los proyectos han tenido éxito.

Una de las actividades que realizáis y que quizás despierta más interés es el de los viajes de sensibilización. ¿En qué consisten?

Los viajes de sensibilización son una manera de dar a conocer de forma directa unas realidades sociales de personas del tercer mundo. La gente que realiza estos viajes no suele hacer ningún proyecto, sino que más bien se trata de hacer turismo social, de conocer una realidad que solamente se puede entender viviendo allí.

¿Cuánto tiempo duran estos viajes?

Entre uno y dos meses. El problema de estos viajes es que la gente se tiene que costear los billetes, y esto suele ser alrededor de unos 1.000 euros. Los viajes pueden ser a Guatemala, El Salvador y/o Nicaragua. Las personas que realizan estos viajes, conviven con las familias de allí, las cuáles también perciben una pequeña retribución económica.

¿Y qué es lo que se visita en estos viajes?

Fundamentalmente nuestros proyectos en el país. Por ejemplo, la gente que va a Managua puede conocer hasta 4 proyectos distintos: La Casa de la Juventud, un espacio que sirve para poder acoger cooperantes; Natras, un centro de día para que los niños de la calle puedan realizar diferentes actividades, para que puedan formarse, comer, etc.; La Casa Hogar, un centro de acogida total para niñas que han recibido violencia sexual dentro del ámbito familiar; y Samaritanas, una casa de acogida para las mujeres, y sus familias, que se dedican a la prostitución.

natras

¿Hacéis un proceso de selección a las personas que se interesan por vuestros viajes de sensibilización?

Sí, claro. Piensa que la gente suele venir muy despistada. Aquí les explicamos el proyecto y así ellos pueden escoger. Por ejemplo, yo creo que proyectos como el de Samaritanas está orientado a personas más adultas. También hay que pensar que el trabajo que se realiza en terreno es, básicamente, el de acompañamiento…

Esto lo hablaba con otra entidad que también ofrece unos viajes de características muy similares. La teoría nos dice que en este tipo de viajes hay un beneficio mutuo. Las familias por la contribución económica que reciben, y los voluntarios por la experiencia que viven. La conclusión a la que llegamos es que en realidad el beneficio es muchísimo mayor para la persona voluntaria, y esto a veces es muy difícil de entender desde fuera.

Sí, sin ninguna duda. Piensa que algunos de los voluntarios que hemos mandado, se han quedado allí. Y se han quedado de varias formas, o bien colaborando con nosotros, o bien con otras entidades afines a la nuestra. Estos viajes transforman la vida de mucha gente porque, cuando ven esa realidad, se cuestionan muchas cosas.

En el año 2014 realizasteis unas 60 charlas de sensibilización en los centros de estudio de la comarca de Tarragona, llegando a unos 1.900 alumnos. ¿Cómo enfocáis estas charlas?

Hacemos una oferta formativa a los colegios sobre nuestros temas. Estos temas sirven para dar una información diferente a la que los alumnos han recibido siempre. Temas como consumo responsable, comercio justo, la cultura del agua, el de que otro mundo es posible, la deuda externa, etc. En total, ofrecemos hasta 12 temas diferentes. Luego los institutos nos dicen que temas prefieren.

Esto va en línea a otra de vuestras grandes luchas: Llegar a los jóvenes.

Claro. Hay tres pilares que hacen que se aguante el Comité: Proyectos, becas y sensibilización local. Pues bien, tanto las becas como la sensibilización local tienen como objetivo el público joven, esto es clarísimo.

“Dos de los tres pilares que sustentan el Comité son actividades orientadas al público joven”

Pero esto es una tarea muy difícil…

Sí. Es muy difícil porque, para empezar, en las charlas no ves el fruto directo de este trabajo. Pero ésta es nuestra lucha, la lucha contra la desinformación.

También habláis de desarrollar una cultura de austeridad. Esto también es muy difícil….

Por eso es tan importante trabajar mucho en el tema del diálogo y en la preparación de estas clases. No hacemos una conferencia fría, sino que siempre buscamos establecer un diálogo con los niños.

¿Cómo hacéis la divulgación del comercio justo?

Con las mismas charlas en los colegios, las campañas de Navidad y, sobretodo, participando de forma muy activa en la Fiesta del Comercio Justo de Tarragona. Lo importante no es la venta propia de productos de comercio justo que hacemos, sino la charla que generamos con la gente acerca de este tema, explicarles donde pueden seguir adquiriendo estos productos, etc.

comerc-just

Hay una entrevista publicada en vuestro espacio reflexiones titulada “de guerrilleros a cooperativistas” que me gustaría destacar. Esta entrevista se realiza a un exguerrillero guatemalteco que, como tantos otros, un día tuvo que huir de su casa para no caer en manos del ejército y, junto con otros ciudadanos, formó estas guerrillas de defensa en diferentes zonas de la selva. Esta entrevista toca un tema muy importante y que muchas veces olvidamos: Una vez terminado el conflicto bélico, cómo hacemos el proceso de volver a casa, de volver al hábitat en que vivíamos cuando hemos estado tantos años combatiendo…

Hay muchas familias que no han superado esta guerra. Hace falta visitar esta gente para entender lo que allí pasó. Lo que más nos ha impactado es el genocidio maya que hubo. Mujeres de allí me han llegado a explicar auténticas atrocidades hechas por el ejército… Hubo una clara intención de genocidio.

Éste es un tema muchísimas veces tabú: El uso de la violencia sexual como arma de guerra en los conflictos bélicos.

La violencia sexual es un tema muy grave en América Latina. De hecho, el tema de la mujer es uno de los temas más graves que está viviendo este continente. Nosotros estamos trabajando en un proyecto que se llama empoderamiento de la mujer.

¿Buscar desaparecidos del conflicto de Guatemala (1960-1996) continúa siendo peligroso?

No solamente en Guatemala, sino que también en otros países de América Central hay activistas que, por defender los derechos humanos, han tenido que refugiarse en España, después de haber recibido amenazas de todo tipo, tanto a ellos mismos como a sus familias.

La represión no ha cambiado mucho, pero quizás se ha vuelto más sutil. Los intereses de los Estados Unidos sobre América Latina son exactamente los mismos que antes.

Aprovechando vuestra experiencia directa en América Latina, me gustaría preguntarte sobre un tema de rabiosa actualidad. ¿Cuál es tu opinión sobre las consecuencias reales que tuvo la colonización española en estos países?

Nosotros creemos de una manera clara que allí se fue a expoliar, asesinar y, básicamente, mirar por los intereses de los colonizadores. Esto lo hemos visto sobre todo con los mayas. Muchos de ellos nos han transmitido recuerdos de sus antepasados y, por ejemplo, como consideraban una auténtica aberración el hecho de que se les dieran nombres españoles. En definitiva, no tenemos que estar orgullosos de lo que se hizo allí en aquella época.

“No tenemos que estar orgullosos de lo que España hizo en América”

En España editáis la Agenda Latinoamericana, la revista Documentos del Ocote Encesa y la revista Quetzal. ¿Qué es la Agenda Latinoamericana?

La Agenda Latinoamericana es un recopilatorio de artículos sobre un mismo tema. Estos artículos están escritos por personas especializadas en ese tema. Cada año hablamos sobre un tema diferente, y en 2017 lo haremos sobre la ecología integral. En Tarragona, la presentación oficial de la agenda la solemos hacer en la misma Universidad Rovira i Virgili. Es importante destacar que esta agenda es el libro más venido en toda América.

¿Qué tipo de contendidos podemos encontrar vuestra revista trimestral Quetzal?

La revista Quetzal es un recopilatorio de artículos que tienen como finalidad hacer divulgación de temas importantes a nivel mundial que estamos viviendo y sufriendo. Cada edición trata de forma específica un tema concreto.

 Os posicionáis en contra de la OTAN. Voy a ser un poco crítico y te voy a decir que me parece muy difícil, casi utópico, plantear una alternativa real. Por ejemplo, aquí en España hemos visto como en tan solo 5 años, del 1981 al 1986, Felipe González pasaba de oponerse radicalmente al ingreso de España a la OTAN a defenderla firmemente, hasta el punto de amenazar con su salida si perdía el famoso referéndum. Esto ocurría hace 30 años, pero es que hoy en día es evidente el papel político y estratégico fundamental que juega este organismo. De hecho, formar parte de la OTAN es estar en este grupo de países “avanzados”, occidentales. Por eso me parece difícil plantearse una alternativa.

Éste es un tema que toda la izquierda política europea lo lleva a debate. Y lo lleva a debate porque la OTAN-NATO es un organismo occidental que está permitiendo que los Estados Unidos entren en muchos conflictos con la etiqueta de la OTAN, y esto les va muy bien. Se están produciendo intervenciones que son una auténtica aberración, y todo está quedando dentro del mismo saco de la OTAN.

Hay un último artículo que me gustaría destacar. Es una carta escrita por un estudiante de Irak atrapado en un campo de refugiados en Jordania. Su relato es doblemente interesante por dos motivos. Primero, porque nos recuerda el drama de un país que tenemos casi olvidado y que no hace tanto llenaba las portadas de los periódicos y, también, porque refleja muy bien la difícil situación de los países limítrofes a los países en guerra, acogiendo de forma masiva a centenares de miles de refugiados. Es un artículo de 2008 y la situación no ha cambiado.

Es un tema que nosotros no hemos olvidado, haciendo charlas y conferencias sobre estos conflictos que estallaron no hace tanto tiempo. Uno de los problemas fundamentales de estos temas, además de la realidad que están viviendo estos países, es la manipulación informativa que nosotros recibimos.

Esto de la manipulación informativa lo decís muchísimo…

Cada vez tenemos más claro que algunos pueden hacer lo que están haciendo porque tienen el control de los medios de comunicación.

Me gustaría proponerte un último ejercicio. Te daré 3 datos estadísticos y me gustaría que, con tu experiencia personal, nos dieras tu opinión:  

  • En 2008 la multinacional canadiense Montana Explorara, S.A. se llevaba el 99% de su producción de oro en Guatemala.

Las grandes exportaciones mineras que se están produciendo hoy en día en América Central, lo hacen para beneficio de las grandes multinacionales y de los políticos locales que autorizan estas explotaciones.

  • El 55% de la producción de trigo está controlada por la especulación.

Hoy en día se está vendiendo el trigo que se producirá dentro de 6 años. En el mercado bursátil interesa vender valores seguros, valores que sabes que venderás. El hecho que materias primas de referencia como el oro o el platino ya no tengan la misma importancia estratégica, hace que se especule con la comida, un producto que la gente siempre va a necesitar…

  • Crecimiento de los monocultivos en los países del sud.

Este tema nos ha afectado mucho, hasta tal punto que le dedicamos un monográfico. En nuestros viajes a Nicaragua y Guatemala hemos visto como los monocultivos han afectado de una forma muy grave a los campesinos. Los gobiernos han presionado muchísimo a los campesinos para que éstos vendiesen sus parcelas, donde tenían la diversidad y cantidad de alimentos para sobrevivir, a favor de las grandes multinacionales. Las familias que no cedían ante esta presión han visto como se compraban todas las parcelas alrededor de la suya, evitando que esta familia pudiese entrar y salir de su casa y, ante este hecho, acabasen finalmente cediendo. Los campesinos pues, obligados a vender sus parcelas, se ven obligados a trabajar para estas empresas, con sueldos miserables. Además, debido también a que este dinero se paga en efectivo, las tasas de alcoholismo han aumentado muchísimo, haciendo que muchas veces este dinero no llegue nunca a casa…

Terminemos la entrevista con datos más positivos. Una de vuestras constantes es luchar para acabar con la falacia de “no se puede hacer nada”, es decir, creéis que sí se pueden cambiar cosas. Danos algún ejemplo o dato positivo.

En el tema de la formación que hacemos aquí es muy difícil ver estos resultados positivos. Pero sí los vemos con nuestro programa de becas. El hecho de dar becas a jóvenes de Centroamérica no solo transforma su vida, sino que también transforma la de su familia. Y éste es el mejor bien que podemos dar a nuestra sociedad.

A lo largo de la entrevista nos has explicado situaciones difíciles de llevar como, por ejemplo, vuestras experiencias ante injusticias como la de los monocultivos en Nicaragua y Guatemala. Esto lo haces de forma voluntaria. Última pregunta, ¿Por qué lo haces?

Porque sino mi vida no tendría sentido. Mi vida tiene un sentido en la medida que hago un servicio a los demás. Si queremos una sociedad más justa e igualitaria tenemos que ser nosotros justos y luchar políticamente o socialmente para transformar esta sociedad, aunque cada día sea más difícil luchar en el ámbito social.

dsc_0109Para más información visita Comité Oscar Romero

Entrevista realizada por Josep Alcoceba